Por qué adultos no juegan a escondidas: MOVIMIENTO Y APRENDIZAJE — Neurociencias divertidas

¿Por qué los recuerdos de infancia me traen tanta nostalgia? Recuerdo la playa donde jugábamos sin cesar en el agua, saltando, nadando, tirandonos, buceando hasta empezar temblar del frío. Las mamás nos sacaban del agua a fuerza obligando a quedarnos en el sol para, al menos, devolver a nuestra piel su color natural. Recuerdo los […]

a través de Por qué adultos no juegan a escondidas: MOVIMIENTO Y APRENDIZAJE — Neurociencias divertidas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s